¿Qué es ésto?


¿Un barco en medio del desierto?. Eso parece. Pues no. Un barco en medio del mar, o al menos un mar hace dos días, en los años 70.
El Mar de Aral, mar interior en Asia Central, entre Kazajistán y Karakalpakia (Uzbekistán). O lo que queda de él. Sufridor de los trasvases de agua de los ríos que confluyen en él para regar cultivos y, como no, de pruebas de armas químicas, proyectos industriales y vertidos de residuos de fertilizantes.
Un mar destrozado, casi desaparecido en apenas unos años, pero no acaba ahí la cosa, sino que su ya poca extensión está contaminada y salinizada hasta llegar a formar dos tipos de agua (en el fondo y en la superficie) que no se mezclan entre sí y provocan un mayor ritmo de evaporación. Mientras desaparece poco a poco (o mucho a mucho) va dejando llanuras de sal y productos tóxicos los cuales arrastra el viento formando tormentas de arena, manipulando la meteorología de la zona (veranos más calientes e inviernos más fríos) y causando grandes problemas de salud a la población (cáncer y enfermedades pulmonares). Ciudades con grandes puertos e industrias pesqueras con trabajos para miles de personas tienen ahora la costa a kilómetros.
Una de las catastrofes ecológicas más graves e importentes del planeta, quizá la que más, y de las menos conocidas, un mar reducido un 60% su tamaño en apenas 40 años. ¿Se puede secar un mar entero en apenas unas décadas?, se puede. Una muestra. Otra.

Sigamos, pues.

  1. gravatar

    # by Hariel - 7:46 p. m.

    ;O alaaaa me has dejado así ;O la leche, como siempre que paso por tu blog, no me dejas de sorprender ;)

    Muakakiss