Tocado por Su apéndice tallarinesco


El pastafarismo es una parodia de religión inventada como respuesta a la decisión del Consejo de Educación del Estado de Kansas a finales de 2005 de permitir que se enseñe la teoría del diseño inteligente como una alternativa de la teoría de la evolución .
Esta «religión» se ha convertido, desde entonces, en un fenómeno de Internet que reúne a muchos seguidores del Monstruo Volador de Espagueti (MONESVOL o MVE, abreviado en español; en inglés: FSM o Flying Spaghetti Monster) que se llaman a sí mismos «pastafaris» y proclaman haber sido «tocados por Su apéndice tallarinesco» y predican la palabra de su «Señor Tallarinesco» como la religión verdadera. El pastafarismo es fundamentalmente una invención de Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón.

Hasta los años ochenta, las escuelas estadounidenses sólo podían impartir la doctrina teocéntrica del origen del universo (tal como se predica en la Biblia). Pero los tribunales federales empezaron a obligar a los colegios a que al menos dedicaran el mismo tiempo a las teorías evolucionistas. Los grupos cristianos más fundamentalistas se rebelaron, pero para fines de los años noventa se impusieron completamente las tesis darwinistas.
En 2004 el Consejo de Educación del Estado de Kansas ordenó a las escuelas estatales a que en las clases de biología se debería dar la misma cantidad de horas lectivas tanto a la teoría del diseño inteligente (o creacionismo) como a la teoría de la evolución.
En junio de 2005, Bobby Henderson publicó una carta abierta protestando por esa norma arbitraria. Entonces pidió formalmente que el pastafarismo recibiera el mismo trato que las «conjeturas lógicas basadas en abrumadoras evidencias observables» (o sea, la teoría de la evolución) y que el diseño inteligente (o sea, la idea de que el universo fue creado por un Dios). Avisó que si no era así, «nos veremos forzados a proceder con acciones legales». Poco después, su sarcástica carta recibió dos respuestas de dos simpatizantes, miembros del Consejo. A mediados de agosto recibió una tercera respuesta.
En la sección de últimas noticias del sitio web de Henderson señala que el presidente de Estados Unidos George W. Bush y el senador Bill Frist han apoyado públicamente la enseñanza de las teorías no evolucionistas, de lo que Henderson deduce (humorísticamente) que apoyan las enseñanzas del pastafarismo. Sin embargo, ninguno de los dos mandatarios ha manifestado públicamente su posición sobre el pastafarismo.

Muchas de las «creencias» propuestas por Henderson fueron elegidas con intención de parodiar los argumentos comúnmente usados por los defensores del diseño inteligente:
El universo fue creado por un Monstruo Volador de Espagueti invisible e indetectable. Todas las evidencias que «erróneamente» apoyan la evolución han sido «plantadas» intencionadamente por este ser, con el objeto de poner a prueba la fe de sus fieles.
El MVE hace que todo parezca más viejo de lo que es en realidad. Por ejemplo, cuando un científico realiza un poceso de fechado por carbono en un objeto arqueológico, podría ver que aproximadamente 75% del carbono-14 se ha desintegrado, por emisión de neutrones, a nitrógeno-14, e inferir que este artefacto es de aproximadamente 10.000 años de antigüedad, ya que la vida media del carbono-14 parece ser de 5.730 años. Pero de lo que el científico no se da cuenta, es que cada vez que realiza la medición, el MVE está ahí, cambiando los resultados con Su apéndice tallarinesco.
Aunque el MVE posee un nombre, éste es tan hermoso y difícil de pronunciar que no sólo mata a quienquiera que lo intente, sino también a todo ser dentro de un radio de 6,0534 kilómetros. Este radio se duplica cuando uno trata de escribir o mecanografiar Su nombre. Esto fue hecho a propósito por el MVE sólo para entretenerse.
El calentamiento global, los terremotos, los huracanes y otros desastres naturales son consecuencia directa de que desde los años 1800 ha disminuido el número de piratas. En el sitio de Henderson se presenta un gráfico que demuestra la correlación inversa entre la cantidad de piratas y las temperaturas mundiales. Este componente de la teoría acentúa la falacia lógica esgrimida por los creacionistas de que la correlación implica causa.
Bobby Henderson es el profeta de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo Volador de Espagueti (First United Church of the Flying Spaghetti Monster).
El símbolo principal es una cruz, que en vez de tener un Jesús crucificado, tiene un tenedor para comer espaguetis.
Las oraciones a «Él» deben terminar siempre con la palabra «RAmén» en vez de «Amén». Ramen es un tipo de fideo japonés.
Ejemplo:
Oh Tallarines que están en los cielos gourmets Santificada sea tu harina Venga a nosotros tus nutrientes Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos Danos hoy nuestras albóndigas de cada día y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen. No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de vos) y líbranos del hambre... RAmén.


La creencia Pastafari del cielo hace hincapié en estos dos puntos:
El cielo tiene volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista
El cielo tiene una fábrica de stripers.

El monstruo continúa guiando invisiblemente la conducta de cada ser humano (creyente o no) por medio de Sus «apéndices tallarinescos».
Los pastafaris visten completamente con atuendo de pirata.

Los Me gustaría mucho que no son una parodia de los Diez Mandamientos. Cuando Mosey el capitán pirata (una parodia del Moisés bíblico) estaba en la cima del Monte Salsa, recibió consejo del MVE en forma de diez tablas de piedra. Éstas fueron llamadas los "Me gustaría mucho que no" por el MVE, "Mandamientos" por Mosey, y "Condimentos" ("Commandments" es Mandamientos en inglés) por su tripulación pirata, que no había escuchado antes la palabra "Mandamientos." Aunque originalmente había diez, dos se cayeron mientras Mosey bajaba de la montaña. Esto explica, al menos en parte, los laxos estándares morales de los pastafaris. Los mandamientos del MVE se refieren al tratamiento con la gente de otras fes, la adoración a Él, la conducta sexual, y la nutrición.
1 Me gustaría mucho que no actuases como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. Si algunos no creen en mí, no pasa nada. En serio, no soy tan vanidoso. Además esto no es acerca de ellos así que no cambies de tema.
2 Me gustaría mucho que no usases mi existencia como un medio para oprimir, subyugar, castigar, eviscerar, o... ya sabes, ser malo con otros. Yo no requiero sacrificios, y la pureza es para el agua potable, no para la gente.
3 Me gustaría mucho que no juzgases a las personas por su aspecto, o cómo visten, o la manera en que hablan, o... mira, solo sé bueno, ¿vale? Ah, y que te entre en la cabeza: mujer = persona, hombre = persona, Samey = Samey. Ninguno es mejor que el otro, a menos que hablemos de moda claro, lo siento, pero eso se lo dejé a las mujeres y a algunos hombres que conocen la diferencia entre verde mar y fucsia.
4 Me gustaría mucho que no tuvieras una conducta que te ofenda a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es "jódete", a menos que lo encuentren ofensivo, en cuyo caso pueden apagar el televisor y salir a caminar, para variar.
5 Me gustaría mucho que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas, y de odio de otros con el estómago vacío. Come, luego ve tras los cabrones.
6 Me gustaría mucho que no construyeras iglesias/templos/mezquitas/santuarios multimillonarios a mi tallarinesca santidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en (tú eliges):
-Terminar con la pobreza.
-Curar enfermedades.
-Vivir en paz, amar con pasión, y bajar el precio de la televisión por cable.
Puedo ser un ser omnipresente de carbohidratos complejos, pero disfruto de las cosas sencillas de la vida. Yo lo sé, para eso SOY el creador.
7 Me gustaría mucho que no fueses por ahí contándole a la gente que te hablo. No eres tan interesante. Madura ya. Te dije que amaras a tu prójimo tío, ¿no entiendes las indirectas?
8 Me gustaría mucho que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las... eh... las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le interesa (conforme a #4), entonces disfrútadlo, sacaos fotos, y por el amor de Mike ¡usad un PRESERVATIVO! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que disfrutarais al hacerlo hubiera añadido pinchos, o algo.

Henderson dio las siguientes razones para convertirse al pastafarismo:
Los pastafaris tienen una moral laxa, como los espagueti que adoran.
Todos los viernes son fiesta.
En el cielo, encontrarás un volcán de cerveza y una fábrica de stripers.

Según Brian D. Rabern, profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de California en Santa Bárbara, se pueden presentar varios argumentos ontológicos y cosmológicos acerca de la existencia del Monstruo Volador de Espagueti :
Argumento ontológico del MVE
(Parafraseando las premisas ontológicas de San Anselmo de Canterbury)
Premisa 1: el Monstruo Volador de Espagueti es un ser que tiene toda perfección.
Premisa 2: la existencia es una perfección.
Conclusión: por lo tanto el Monstruo Volador de Espagueti existe.
El argumento cosmológico del MVE
(Estilo Kalam)
Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
Premisa 2: el universo comenzó a existir.
Conclusión 1: por lo tanto la existencia del universo tiene una causa.
Premisa 3: como no hay una explicación científica que pueda elucidar la causa del origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural, o sea el universo fue creado por undios.
Conclusión 2: por lo tanto, un dios existe (o no).
Premisa 4: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
Premisa 5: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguetis.
Conclusión 3: por lo tanto, el Monstruo Volador de Espagueti es el único Dios verdadero.
Argumento ontológico del MVE
Premisa 1: se puede imaginar el ser más grande (del que no se pueda imaginar uno más grande).
Premisa 2: si no existe un ser a partir del cual no se puede imaginar uno más grande, de todos modos yo podría imaginar uno más grande que ese ser del cual no se podía imaginar uno más grande (o sea, un ser a partir del cual realmente ya no se pueda imaginar uno más grande).
Premisa 3: no es posible imaginar un ser más grande que un ser del cual ya no es posible imaginar uno más grande.
Conclusión 1: por lo tanto, existe un ser del que no se puede imaginar uno más grande.
Premisa 4: si ese ser no tiene un Apéndice Tallarinesco, entonces yo podría imaginar un ser más grande que ese ser: uno que tuviera un Apéndice Tallarinesco.
Conclusión 2: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco.
Conclusión 3: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco y existe
Conclusión 4: por lo tanto, el Monstruo Volador de Espagueti existe.
Conclusión 5: por lo tanto, el Monstruo Volador de Espagueti es todo poderoso. ¡Ramén!
Fuente
Web Pastafarismo

  1. gravatar

    # by alergia - 9:13 p. m.

    vaya reflexión...jajaja
    divertido, me gustan estos posts originales saliendo de las rutinas